Blog

25 octubre, 2011

Alquiler de barcos en Grecia

Hay alguien que haya leído a Conrad? O a London? ¿Stevenson? ¿Moitessier? ¿Alguien?

El mar se ha llenado de basura que los temporales devuelven a la playa. El mar se ha llenado de plásticos; y algunos grandes y con palos. El chárter, o alquiler de veleros, ha inundado el mundo marino de hombres tatuados y mujeres con pamela, de mejillas enrojecidas y espaldas desolladas por el sol que no han leído a Conrad; ni saben quien es; ni les interesa. Los hombres tatuados no tienen ninguna aproximación romántica o literaria al mundo de los barcos, ni son mas sabios cuando regresan a Itaca ni jamás en su vida han tenido entre sus manos el Espejo del mar. Usan el barco, por tanto, como si de un coche se tratara y les merece el mismo respeto, el mismo, que una bicicleta de alquiler.

Voy a abrir una serie de entradas sobre barbarides náuticas. A ver si nos reímos un poco.

Un velero siempre ha sido algo bello y elegante; de hecho en los barcos clásicos, la mesa de cartas, una parte importante del barco donde llevar la derrota, se situaba siempre en estribor, en la parte noble del barco y también el camarote del capitán. Daré una explicación de lo anterior:
Los ingleses, grandes marinos, comenzaron a denominar babor como port side y estribor como starboard, porque al cargar en puerto (port) se abarloaban por el costado de babor y era, por tanto, la parte más ruidosa; la zona aristocrática quedaba, de esta manera, relegada a estribor. Stardboard, estribor, viene además de steering, gobierno, timón y es por tanto la zona del mando, la importante, la parte del Capitán.Y eso siempre ha sido así hasta ahora, hasta la aparición de hombres tatuados surcando mares estivales.

¿Que hubiera dicho London si hubiera visto, como yo, a unos marinos intentando enmendar una maniobra fallida desde el principio, tratando de separar el barco con un mocho?

La foto no hace honor a la barbaridad, en esos momentos nunca tienes la cámara a mano, además no das crédito de lo que ves, así que fiaros de mi si os digo que me pareció tremendo, un insulto a un barco, que aunque de alquiler, barco es y se merece un respeto por parte de su tripulación. Como un jamón de jabugo 4J no se merece una Coca-Cola, ni oír a la Callas en un movil patatero, ni…cualquier otra barbaridad que se os ocurra.

SNC00482.jpg.Alquiler de barcos en Grecia

Como veis la tripulación corre de una parte a otra sin parar, sin saber que hacer, pero el señor del mocho, el de gris en cubierta, no abandonó su puesto en ningun momento.

Share
Alquiler del barco en el Jónico. ,
About admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *