Blog

3 enero, 2012

Mi regata del Egeo hasta el Jónico. El varadero

Con este, finaliza la serie de relatos de mi pequeña regata en solitario desde una parte a otra de Grecia. He navegado desde el Egeo hasta el Jónico, contrarreloj, para llegar lo mas rápido posible.

Estoy en el varadero de Vlihó tras el paso de un tornado. Tan solo 6 minutos bastaron para montar todo el destrozo:
50 barcos se han caído de sus cunas y sufren desperfectos. Algunos terribles

El numero de desarbolados es difícil de cuantificar, todos enredados los unos con los otros.
Donde antes crecía la yerba y corrían los gatos hoy luce de este modo.

Muchos barcos que estaban con muerto rompieron sus amarras y se fueron a la orilla.
Afortunadamente todo es fango. Un catamarán fue sacado del agua y volteado.
Casas sin tejado, postes de la luz arrancados.

Los empleados del varadero están desesperados y trabajan de sol a sol para poner un poco de orden en el caos absoluto.

Moraleja: por muy apesadumbrado que este uno por su situación actual; quizás, solo nos estemos librando de otra peor. La vida es bella y hay que vivirla con el mejor de los espíritus.

Bueno, aquí se acaban mis relatos. El barco está en su destino, mañana lo sacan del agua y el resto es todo muy cansado y aburrido: limpia sentinas, baja velas, pon los toldos…etc. Pero lo voy a hacer, como he dicho antes, con buen espíritu y con la mayor de las gratitudes hacia mi barco; me ha cuidado; ahora me toca a mi dedicarle mis atenciones; las merece.

P1010328vliho3.jpg.Mi pequeña regata del Egeo hasta el Jónico. El varadero

Share
En velero por Grecia ,
About admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *