Blog

13 febrero, 2012

Mirar el cielo, predecir el tiempo

Un cirrus o cirro es un tipo de nube compuesto de cristales de hielo y caracterizado por bandas delgadas, finas, acompañadas por “copetes”.El nombre “cirrus” deriva del latín “hebra de cabello.”

La presencia de muchas nubes cirros en el cielo puede ser signo de un sistema frontal o que una perturbación de las capas altas se aproxima. Los cirros pueden ser también remanente de una tormenta.

Cuando se acerca una borrasca, comienzan a aparecer cirros. A medida que van pasando las horas estas nubes van descendiendo. Un velo transparente va cubriendo el cielo y a través de él, en ocasiones, se observa un cerco luminoso alrededor del sol o de la luna. Se trata de un fenómeno conocido como halo solar (o lunar). Lo producen otro tipo de nubes, situadas también a mucha altura: los Cirroestratos; pero un poco más bajas que los Cirros y, como éstos, constituídos generalmente por millones de cristales de hielo. Otras veces no aparece este cerco alrededor del sol, sino que lo que se producen son las irisaciones: Un colorido particular de las nubes semejante a una sección del arco iris.

Si tenemos un barómetro cerca podremos comprobar como la presión está bajando lentamente. Algunas personas que han sufrido traumatismos o que tienen cicatrices, notan algunas molestias caracaterísticas.

Con el paso del tiempo las nubes van descendiendo cada vez más hasta convertirse en una capa blanquecina que, sin embargo, aún deja pasar los rayos del sol. Pero a éste ya no le vemos con los contornos definidos, sino como si entre el sol y nosotros hubiese un cristal esmerilado. Son los Altoestratos.
Continuará

Share
El mundo de los Barcos. ,
About admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *